CHAMAE, Fertilizante Natural

UN NUEVO MODELO DE FERTILIZACIÓN

CHAMAE, Definición de Producto

 

CHAMAE es un insumo orgánico natural líquido de origen vegetal, con una composicion única, completa y de uso universal.A la hora de valorar la composición de CHAMAE, deben ser tenidos en cuenta los elementos diferenciadores respecto a los productos y modelos de fertilización convencional, basada en productos minerales y de síntesis.

 

Las ventajas son claras a favor del modelo de CHAMAE como producto natural, completo y universal que lo hace posible.

 

1. Elevado Rendimiento

Tras la aplicación de CHAMAE los efectos en las plantas son inmediatos. Su compleja composición que incluye materia orgánica, nutrientes, bioactivadores, etc., todos ellos de origen natural, lo hace idóneo para cualquier tipo de planta o cultivo.

 

El rendimiento de CHAMAE no es comparable al de un fertilizante mineral por varias razones que se describen a continuación:

 

Efectivo Contra las Pérdidas por Lixiviación y Percolación

Una de las causas de la pérdida de rendimiento de un fertilizante son las pérdidas por lixiviación y percolación.

 

Tras la aplicación de fertilizantes minerales se producen pérdidas en un porcentaje muy elevado ya que los nutrientes se aportan en forma de soluciones salinas muy solubles que no son retenidas por el suelo, principalmente el nitrógeno en forma de nitrato, que no es retenido por el suelo como el resto de iones por efecto de adsorción por el complejo arcillo-húmico del suelo, sino que se pierde en un porcentaje elevadísimo por arrastre, lixiviación y percolación. Esto hace necesario que se requieran grandes cantidades de nitratos en el caso de la dosificación del nitrógeno.

 

Al aplicar CHAMAE en el suelo se incorporan todos los nutrientes que necesita la planta en un grado de disponibilidad muy elevado y en la concentración justa y óptima, de forma que esta los incorpora directamente desde la raíz sin necesidad de complejos procesos metabólicos.

 

La planta asimila justo lo que necesita de forma directa y los nutrientes que sobran quedan retenidos por el complejo arcilloso-húmico del suelo junto con la matriz orgánica coloidal presente en CHAMAE. Esto se traduce en un requerimiento de dosificación de nitrógeno mucho menor en comparación con la fertilización convencional mineral.

 

El uso de CHAMAE no contribuye al arrastre de los nutrientes minerales hacia el fondo ya que son retenidos en el suelo, contribuyendo así al enriquecimiento del suelo.

 

El uso continuado de CHAMAE mejora la fertilidad natural del suelo porque aporta materia orgánica que aumenta su capacidad para la retención de nutrientes (almacenamiento o capacidad de adsorción).

 

 

Efectivo contra la Pérdidas por Salinización

Otro de los factores que contribuyen a disminuir el rendimiento de un fertilizante son las pérdidas por salinización al precipitar los nutrientes minerales en el suelo agrícola de forma que no quedan disponibles para la planta.

 

A diferencia de lo que ocurre con los fertilizantes minerales, dada la naturaleza orgánica y coloidal de CHAMAE, es más difícil la precipitación de estos elementos ya que se encuentran incorporados en el enjambre de iones dentro de la matriz coloidal formada por la materia orgánica del fertilizante, que se ensambla junto con el complejo arcilloso-húmico del suelo.

 

 

Maxima Biodisponibilidad

La capacidad de asimilación de los elementos minerales presentes en CHAMAE es muy superior a la correspondiente a un fertilizante de síntesis, ya que los nutrientes son de origen vegetal y se encuentran en un estado más asimilable para la planta. CHAMAE habla el mismo lenguaje que las plantas.

 

Poder Enraizante

CHAMAE contiene sustancias de ORIGEN 100% NATURAL y de gran disponibilidad que favorecen y estimulan la formación de nuevas raíces y su crecimiento.Un sistema radicular fuerte permite que la planta crezca con mayor rapidez ya que puede absorber mejor los nutrientes, de forma que el rendimiento del fertilizante es mayor.

 

Bioactivadores

Los BIOACTIVADORES NATURALES presentes en CHAMAE pasan directamente a los tejidos conductores de la planta, con un consumo mínimo de energía.

Esto favorece y potencia el metabolismo vegetal. De este modo el consumo energético para metabolizar los nutrientes es muy inferior y por ello los efectos son inmediatos tras la aplicación de CHAMAE.

 

La planta dispondrá gracias a este efecto de “energía sobrante” favoreciendo su sistema inmunológico, y que utilizará en otras fases vegetativas: crecimiento, reproducción, etc… Un esfuerzo metabólico mejor, más rápido, más simple genera organismos más fuertes.

 

Potencia el Desarrollo de Microorganismos Beneficiosos

La fertilización basada en nutrientes minerales contribuye a la formación de suelos inertes donde no existen prácticamente organismos vivos más que el propio cultivo. La resistencia de estos suelos a las plagas y enfermedades es nula por lo que se encuentran expuestos a todo tipo de agresiones externas que hacen necesario el uso de plaguicidas.

 

El origen natural y la compleja formulación composición natural de CHAMAE contribuyen al desarrollo de microorganismos beneficiosos en el suelo donde se aplica, que contribuyen a desarrollar la biota natural (macro y microorganismos) de los suelos.

 

Cuando las raíces de la planta se colonizan con los microorganismos benéficos del suelo, se potencia la defensa de las raíces y de la planta, mejora la asimilación de nutrientes y la productividad. Estos usan la materia orgánica como alimento y los productos de deshecho que producen contribuyen a su vez a la formación de la materia orgánica del suelo.

 

La biota del suelo tiene una función muy importante en la capacidad de un suelo para proveer suficientes nutrientes a la planta. En contacto con la materia orgánica aportan sustancias beneficiosas como vitaminas, ácidos orgánicos, minerales quelatados y sustancias antioxidantes. Esto se traduce en un equilibrio natural del suelo y en una mayor resistencia a las enfermedades.

 

Por otro lado, la presencia de materia orgánica en el suelo favorece por ejemplo el desarrollo de lombrices, que mejoran el suelo con sus detritus y contribuyen a la renovación de la porosidad gracias a los túneles que excavan, ayudando a la retención de la humedad CHAMAE aporta vida a los suelos.

 

2. Fertilizante Completo de Uso Universal

CHAMAE es un fertilizante completo que puede sustituir los fertilizantes minerales tipo NPK, con la gran ventaja de que además presenta todo tipo de macro y micronutrientes, materia orgánica, bioactivadores, que en conjunto favorecen el desarrollo de microorganismos beneficiosos en el suelo.

 

Al aplicarlo se incorporan en el suelo todos los nutrientes esenciales para las plantas en una proporción adecuada, tal como se presenta de forma natural en el mundo vegetal, contribuyendo además al enriquecimiento del suelo sin producir efectos negativos. La presencia de bioactivadores, junto con todos los nutrientes y materia orgánica, convierten a CHAMAE en un fertilizante completo y universal, único en el mercado.

 

Aporta nutrientes y materia orgánica, potencia el metabolismo vegetal y contribuye al enriquecimiento del suelo y al desarrollo de la microflora y microfauna naturales en el mismo. La aplicación de CHAMAE al suelo no produce efectos adversos para las plantas en caso de una dosis excesiva gracias a su origen natural.

 

Proporciona una Nutrición Completa

Las plantas, como cualquier ser vivo, necesitan un aporte completo de todos los elementos nutricionales a lo largo de todo su ciclo vital.

 

Además de los macronutrientes primarios (N, P, K) también necesitan el aporte de los macronutrientes secundarios (Ca, Mg…) y de los micronutrientes (Fe, Zn, Mn, Mo, B…).

 

La fertilización basada en los productos de síntesis, debido a la dificultad de incompatibilidad en ciertos casos de unos elementos o sustacias químicos con otras, limita la aplicación de macronutrientes secundarios y de micronutrientes a ciertas etapas del crecimiento de las plantas.

 

Sin embargo, lo óptimo y natural es que estas los reciban en proporción óptima a lo largo de todo su ciclo vital porque significa un modelo natural, mejorando asimismo las propiedades organolépticas de los cultivos.

 

Es por ello que CHAMAE se convierte en un fertilizante universal ya que proporciona todos los nutrientes necesarios de forma óptima y en todo momento. La biodisponibilidad es muy superior a la que pueda proporcionar cualquier fertilizante de origen mineral.

CHAMAE tiene una acción inmediata ya que las plantas disponen de los nutrientes necesarios de forma rápida si bien también presenta una acción a largo plazo ya que los elementos no asimilados son retenidos por el suelo. Siendo así contribuyen al enriquecimiento del mismo. Todas las cualidades se reflejan en la mejora las propiedades organolépticas:

 

Más frutos y con grado de madurez más uniforme que permite una mayor conservación

Mayor tamaño, mayor peso específico, color más intenso y mayor fragancia del fruto

Mayor contenido en vitaminas, ácidos y azúcares en los frutos

Mejora de la resistencia de la planta a las inclemencias, enfermedades, plagas, etc.

 

Capacidad Tampón:

El pH ligeramente ácido del fertilizante CHAMAE es debido a la presencia de ácidos orgánicos, de baja acidez, por lo que su capacidad tampón es superior al de los fertilizantes minerales.

 

El pH ligeramente ácido y la baja acidez de CHAMAE favorecen tanto a los suelos ácidos como a los alcalinos. En el caso de los primeros aumenta su capacidad tampón y en el caso de los segundos ayuda a desbloquear.

 

3. Biomimetismo Dinámico

El modelo actual de fertilización está desvirtuado y apartado del modelo natural, que siempre fue más efectivo.

 

Se basa en la aplicación de la química inorgánica para llevar el control del suelo a base de rectificaciones del pH y del contenido en nutrientes, entre otros, utilizando siempre productos de síntesis que acaban destruyendo la vida propia del suelo, siendo éste el elemento fundamental para el desarrollo de las plantas.

 

CHAMAE actúa según principios de biomimetismo dinámico, un concepto de producción basado en la imitación de la naturaleza y en la mínima intervención humana en los procesos, con la finalidad de favorecer y acelerar el desarrollo de un ecosistema natural en el entorno radicular de la planta.

 

Se dinamiza el entorno radicular y el metabolismo de la planta desde un producto producido de modo natural.

Se reduce el esfuerzo metabólico por lo que la planta dispone de más energía para el crecimiento, floración, etc.

 

Las plantas en su estado natural se alimentan por autofagotización, es decir, obtienen los nutrientes provenientes de otros tejidos vegetales: la materia orgánica y los elementos minerales como el nitrógeno, el fósforo, el potasio y el resto de macro y micronutrientes son fácilmente asimilados por las mismas porque hablan su mismo lenguaje.

 

CHAMAE contribuye además al desarrollo de la microflora y microfauna que de forma natural han existido en el suelo desde hace millones de años.

Según la Holística Medioambiental, el suelo y la planta son partes de un todo y no deben ser consideradas partes separadas.

 

La planta necesita desarrollarse en un suelo vivo en donde exista un ecosistema natural formado por bacterias, hongos, protozoos, y otros organismos. Ese ecosistema natural favorece la asimilación de nutrientes y siempre que se mantenga en equilibrio, los patógenos no pueden proliferar y la planta estará protegida ante las plagas.

 

El modelo convencional, basado en el uso de abonos sintéticos de origen mineral, solamente tiene en cuenta la dosificación de nutrientes al suelo pero no tiene en cuenta todos los factores que intervienen en el crecimiento y desarrollo de las plantas como las simbiosis con otros organismos del entorno.

Se basa en el desarrollo de las plantas en un suelo inerte donde no existen los mecanismos naturales propios de un suelo vivo en equilibrio y por lo tanto se encuentra expuesto al desarrollo de plagas.

 

Por otro lado, la aplicación de nitrógeno mineral conduce a la obtención de cultivos con alto contenido en agua.

 

Los frutos de las cosechas crecen de forma exagerada, con un exceso de agua y con desproporción de proteína frente a los hidratos de carbono. En consecuencia, las células más blandas ofrecen menos resistencia a las plagas.

 

CHAMAE es un producto completo para el suelo, contribuyendo tanto al aporte de nutrientes y materia orgánica como a activar la vida en el entorno radicular.

 

El proceso de producción de CHAMAE está basado en métodos naturales, sin introducción de ingredientes sintéticos ni modificación de las propiedades naturales de los tejidos vegetales mediante procesos de síntesis química.

 

Simplemente se favorece la evolución de los mismos hasta alcanzar el máximo grado de biodisponibilidad.

 

4. Efecto Fungicida y Plaguicida

CHAMAE, es un FERTILIZANTE 100% NATURAL activador de los mecanismos naturales de defensa que posee los organismos vegetales.

 

NO ES UN FITOSANITARIO es un OMDF - OTRO MEDIO DE DEFENSA FITOSANITARIA NATURAL  por lo que además de fertilizar las plantas, mejora su  resistencia ante:

 

· Phytium · Fusarium· Tomate - Mildiu · Cítricos Aguado · Pulgón - Aphis gossypii · Trips - Thrips tabaci · Mosquita Blanca - Bemisia tabaci · Paratrioza - Bactericera cockerelli · Pulgón Cenizo -Brevicoryne brassicae · Pulgones -Macrosiphum rosae· Aphis pomi · Pulgón - Myzus persicae · Trips - Frankliniella occidentalis · Escaldadura de la cebada - Rhynchosporium secalis · Golpe blanco o fusariosis del trigo - Fusarium graminearum · Mancha borrosa de la hoja de la cebada - Cochliobolus sativus · Mancha en red de la cebada - Drechslera teres · Mancha marrón - Septoria glycines · Mancha ojo de rana - Cercospora sojina · Mancha parda o amarilla del trigo - Drechslera tritici repentis · Oídio de la soja - Microsphaera diffusa · Oídio de los cereales - Erysiphe graminis · Oídio o ceniza de la vid - Uncinula necator · Roya amarilla del trigo - Puccinia striiformis sp. tritici · Roya anaranjada del trigo - Puccinia recondita f. sp. tritici · Roya de la hoja de la cebada - Puccinia hordei · Roya de la soja - Phakopsora pachyrhizi · Roya del tallo del trigo - Puccinia graminis f. sp. tritici · Sarna del manzano - Venturia inaequalis · Sarna del Peral - Venturia pirina · Septoriosis de las hojas del trigo - Septoria tritici · Tizón de la hoja y mancha púrpura - Cercospora kikuchii · Tizón temprano - Alternaria solani · Viruela de la acelga y la remolacha - Cercospora beticola · Lechuga - Mildiu · Patata - Mildiu y Alternaria · Vid - Mildiu, podredumbre negra (Black-rot) y bacteriosis

 

Debe observarse que en ningún caso CHAMAE puede sustituir ni debe ser utilizado para remplazar fungicidas y plaguicidas especializados.

 

CHAMAE AUMENTA LA RESISTENCIA NATURAL DE LA PLANTA ANTE PLAGAS Y ENFERMEDADES.

 

5. Inocuidad

Por tratarse de un producto de origen natural, CHAMAE no presenta toxicidad o peligrosidad durante su almacenamiento, manejo y aplicación. Debido a su origen natural, un exceso en la dosificación de CHAMAE no produce efectos adversos en las plantas.

 

·         Se trata de un producto no peligroso para el transporte y para su aplicación,

·         No perjudica a los seres humanos incluso en caso de ingestión accidental directa.

 

6. Recomendaciones de Dosificación

Los macro y micronutrientes aportados por CHAMAE son asimilados inmediatamente en un grado muy superior a lo que ocurre con los proporcionados por un fertilizante mineral dado la elevada biodisponibilidad de los mismos y al mínimo coste metabólico que requiere la planta para su asimilación.

 

Además de esto, se potencia el metabolismo vegetal y se favorece la actividad de la microfauna del suelo, que aumenta la disponibilidad y asimilación de nutrientes, mejorando a su vez la resistencia ante plagas e inclemencias.

 

Todo ello hace que el criterio para establecer la dosis óptima para los diferentes cultivos no sea el mismo que se utiliza para las dosis de los fertilizantes minerales, en base al aporte de los nutrientes principales: nitrógeno, fósforo y potasio, NPK.

© 2015 CHAMAE, Fertilizante Natural. by SAIONAIMER,S.L. The Biomimetics Company